5 tips para comer saludable en la oficina

5 tips para comer saludable en la oficina

Nutrición07 / 10 / 2019

¿Es posible comer saludable en la oficina? Trabajar en una oficina es una situación muy común que vivimos hoy en día; frecuentemente conlleva un sedentarismo, lo cual se traduce en una dieta poco saludable y, esto a su vez, en un mayor riesgo a tener sobrepeso y obesidad.

Seguro te ha pasado cuando te da hambre y estás en horario laboral: vas a la primera máquina de dulces y te compras unas papitas fritas u otro de los productos que ahí se encuentran. Los alimentos chatarras se convierten en nuestra primera opción por ser los más baratos y estar básicamente en todos lados. Pero ¿sabías que hay otras opciones para probar en la oficina que son sanas y también baratas?  Te decimos cuáles son para que lleves una dieta saludable cuando te encuentres en el trabajo.

Tips para comer saludable en la oficina

Tips para comer saludable en la oficina

1. Lleva comida saludable de tu casa. Puedes llevar palomitas naturales, cinco galletas Marías, también un puñito de nueces, almendras o cacahuates. Recuerda evitar los dulces, los chocolates o las papas fritas, estos aportan más de 200 kcal.

2. Consume verduras. Es una de las mejores opciones para calmar el hambre por la baja densidad energética que tienen, es decir que, en una cantidad grande de verduras, hay muy pocas kcal, más o menos entre 25 y 50 kcal. Prueba ½ taza o 1 taza de zanahorias baby o jícama en tiras, o 2 tazas de espinacas crudas. Todas ellas se pueden acompañar con un poco de limón y chile en polvo.

3. Y también frutas. Si tienes antojo de algo dulce, la fruta es una excelente opción. Aproximadamente aporta 60 kcal, así que puedes llevarla picada en un recipiente o llevar una fruta entera como: manzana, pera, durazno, guayaba, mandarina o naranja.

4. Prueba las oleaginosas. Si quieres algo salado, tu mejor elección será un puñito de oleaginosas, aportan solo 45 kcal. Pueden ser nueces, cacahuates, almendras y pistaches. O bien, algún cereal como palomitas naturales caseras, galletas de maíz o tostadas horneadas, estas aportan 70 kcal.

5. Evita todos los jugos de fruta o verdura. Aunque son naturales, están compuestos con la extracción de agua y azúcar. Opta por el agua natural, la de limón, el té verde, el té negro o infusiones del sabor que más disfrutes.

Ahora no tendrás excusa para alimentarte sanamente. Si quieres conocer más alternativas saludables, te invitamos a cursar el Diplomado de Nutrición que ofrece Gastronómica Internacional.

También te puede interesar:

– OPCIONES PARA UN DESAYUNO SALUDABLE

– LOS PROS Y CONTRAS DE BEBER JUGOS

– CÓMO CALCULAR TU INGESTA DIARIA DE AGUA

¿Conoces otro tip para comer saludable en la oficina?

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *