9 tipos de panes mexicanos que no pueden faltar en tu mesa

9 tipos de panes mexicanos que no pueden faltar en tu mesa

Cocina mexicana15 / 06 / 2020

Iniciemos con un dato curioso: México es el país donde existe la mayor variedad de panes en el mundo. Para hablar del pan y de su extensa diversidad, es necesario hablar de su historia, ya que las diferentes formas y nombres han surgido a través de los años.

Otro dato curioso: la panadería mexicana es reconocida como una de las más creativas del mundo y según la Cámara Nacional de la Industria Mexicana de la Panificación (CANAIMPA) en el país se cuenta con un registro de unas 1200 variedades de pan dulce y unas 400 de pan salado. 

Debido a la gran cultura, la diversidad y los años de historia del país, los nombres de estos panes son algo curioso. Aquí te contaremos de algunos de los tipos de panes que hay en este país.

¿Quieres tener una parte de México en tu mesa?

No esperes más y regístrate en el Diplomado de Gastronomía Mexicana, donde aprenderás sus raíces, técnicas y mucho más para crear experiencias de sabores única más representativas del Latinoamérica.

Ahora sí, enfoquémonos en una de las tantas delicias mexicanas.

Nombres de panes mexicanos

Los nombre de los panes son invento del ingenio popular, muy particulares y demasiado llamativos. Sin hablar de su delicioso sabor…

Besos, ojos de buey, campechanas, cochinitos de piloncillo, piedras, picones, garibaldis, tlaxcales, rejas, pambazos, semitas, chilindrinas, borrachos, cocoles, corbatas, bigotes, cuernos, virotes, bolillo, ladrillos, hojarascas, pan de muerto, pan de pulque, polvorones, cubilete y más; son algunos de los panes que podras encontrar en el país.

Por mencionar solo algunos de los panes mexicanos que no pueden faltar en tu mesa, ya que la lista sigue y sigue, siendo esa la maravilla de la panadería mexicana, única en el mundo por su variedad, sabor y lo típico de sus nombres. 

Panes mexicanos que debes probar

Bisquet

Con un ombligo en el centro popular en México aunque de origen americano.

Bolillo

Pan salado al que se le da la forma de un pequeño grano de trigo.

Borrachitos

Bizcochos sumergidos en una mezcla de brandy y jarabe. 

Conchas

Nombradas así por su cubierta semejante a una concha marina.

Cubilete

Su nombre proveniente del latín cubus que significa cubo. 

Mantecadas

Por su elaboración original con manteca de cerdo. 

Piedras

Por su forma grotesca y textura dura. 

Polvorón

Nombrado así por su textura de polvo al morderlo.

Telera

Debido a la formación del pan de tres hileras de masa.

¿Cómo surgió la panadería en México?

tipos-de-panes-mexicanos

La elaboración de pan nació en México en la época prehispánica cuando se preparaban tortas de maíz para usarlas como ofrenda en las ceremonias de sacrificio para los dioses en ese entonces, el maíz era usado para preparar tortillas llamadas cocolli, una forma de pan torcido tipo moño o bien empanadas pequeñas.  De ahí notarás el por qué la gran variedad de panes mexicanos.

Para la época colonial, la panadería se consolida en los siglos XVI, XVII y XVIII, los primeros cultivos de trigo se hicieron en áreas aledañas a la capital de la Nueva España, desplazando al maíz y al fríjol. 

El grano se traía desde Tlaxcala o Puebla, en recuas e incluso en trajineras hasta los molinos de la capital. Para 1567, se producían dos tipos de pan según la harina que se utilizaba. 

Pan floreado

Llamado así por el uso de harina más fina o flor de harina, la cual era más blanca por refinada. Se utilizaba para la elaboración de panes horneados para el virrey, obispos y gente de alto rango. 

Pan bajo o basso

Al cual después se le llamó pambazo, era para los pobres. Se hacía con harina de moyuelo, la cual era del salvado bien molido, de color moreno y poco refinada. El pan ordinario o bajo era vendido en pulperías que era una combinación de taberna y almacén donde acudía la gente del campo. 

En esta época era obligatorio que cada panadería marcara su pan con un sello, el motivo lo elegía el panadero: cruz, estrella, paloma, cordero, entre otros; las formas del pan eran básicas como de torta, cuerda o trenza. 

En esa época la medida de masa era conocida como arroba la cual se usó hasta el siglo XVII y equivalía a 11.5 kg. 

El pan ordinario que pronto adquirió las más variadas formas, llegó a conocerse como pan mexicano. El chimistlán era un cocol ordinario hecho con harina burda, ligeramente dulce, elaborado con piloncillo o azúcar. En la actualidad se puede decir que el chimistlán es el padre de las diferentes variedades de cocoles que podemos ver aún, barnizados, con ajonjolí, con anís, entre otros. 

Los aportes de los indígenas y mestizos al pan español fue la creación de las diferentes formas y sabores en los primeros tiempos de la Colonia. 

Pulque, anís, aguamiel, granillo, ajonjolí, coco, canela, cacahuate, chocolate, piloncillo y acitrón, ingredientes que adornaron y dieron sabor y aroma a los panes mexicanos. 

Desde entonces, el pan en México ha sido tan importante que podemos hablar de una cultura del pan. 

Historia de la panadería en México

Para el siglo XVIII, los conventos de monjas jugaron un papel importante en el desarrollo de la panadería y la pastelería. Las mantecadas, los polvorones y el pan de yema son solo algunas de las creaciones salidas de los conventos. Cada convento se distinguía por la especialidad que elaboraba, desde pan de rosas, buñuelos, alamares de pan dulce y panecitos ovalados de pulque. 

tipos-de-panes-mexicanos

A finales del siglo XVIII llegaron a México maestros pasteleros y panaderos procedentes de Francia e Italia quienes establecieron sus propias panaderías, aparece el pan francés con corteza crocante de gran aceptación, con lo cual la bizcochería mexicana se enriqueció enormemente.

El panadero italiano Tronconi, original dueño de la pastelería El Globo, era un gran admirador de Giuseppe Garibaldi, simpatizante del movimiento liberal mexicano, en su honor creó un bizcocho bañado con jalea de chabacano cubierto con grajeas, es ahí donde aparecen los garibaldis en la bizcochería mexicana. 

En varias recetas del siglo XVIII se incluye el mamón, que servía como base para elaborar los antes que eran un postre relleno muy popular, actualmente equivale al marquesote que es un bizcocho muy seco por llevar harina de trigo y fécula de maíz. 

Para el siglo XIX aparece el bizcocho de pulque, los cubiletes, las soletas y bizcochos finos que llevaban más huevo o algunas semillas como almendras, avellanas o nueces parte de una integración de ingredientes mexicanos a recetas que originalmente eran españolas. 

En 1847 el teniente Ulises Grant instaló en las calles del centro de México una panadería para abastecer a los soldados de la intervención norteamericana, al final de la guerra el establecimiento quedó abierto al público para conocer el famoso invento del general que fue el pan de caja. Años después en 1869 Grant fue presidente de los Estados Unidos y en México se consumían el pan de caja, los roles de canela y los brownies. 

Para el siglo XX se da la mecanización en el proceso de la panificación, la novedad de las panaderías con autoservicio, con la desventaja de dejar en el olvido los nombres tan característicos y tradicionales del pan. 

Y no solo tenemos panes de diferentes sabores, colores, tamaños y nombres, siendo México un país de tradiciones muy arraigadas también contamos con panes específicos de acuerdo a fechas señaladas, esperando con ansias cada 2 de noviembre para deleitarnos con el pan de muerto, de cubierta azucarada y migajon suave y esponjoso con un ligero sabor a naranja listo para remojarse en una taza de chocolate.

La Rosca de Reyes es otra de estas tradiciones que se celebra cada 6 de enero, con sus tradicionales tiras de masa azucarada y trozos de fruta cristalizada, esperando ser cortada con la ilusión de librarse de los tamales del 2 de febrero.

tipos-de-panes-mexicanos-rosca-reyes

Muchas tradiciones han caído en el olvido, como la de ofrecer conchas el dia de la Concepción el 8 de diciembre. O bien preparar buñuelos navideños ya sea de viento o de rodilla, hechos con una masa estirada sobre rodillas, bañados en una miel de piloncillo.

Y la lista de panes y de historia puede seguir, ya que así mismo cada región del país cuenta con sus panes típicos. Donde la cultura del estado se refleja en su gastronomía, por mencionar algunos tenemos:

  • Ladrillos de Aguascalientes
  • Coyotas de Sonora
  • Semitas de Puebla
  • Cochinitos de Veracruz
  • Pan de yema de Oaxaca
  • Morelianas de Michoacán

Hoy en día a México le distingue a nivel mundial la variedad y la riqueza de su panadería que además representa una fuente de industria laboral y de desarrollo artesanal, así como empresarial para pequeñas, medianas y grandes compañías panaderas del país.

¿Quieres saber todo sobre la gastronomía? ¿y la México es tu favorita? En el Diplomado de Gastronomía Mexicana aprenderás mucho más. Inscríbete y sigue la tradición y cultura del pan en tu país.

Te podría interesar

5 recetas para emprender un negocio de antojitos mexicanos.

8 recetas de postres mexicanos fáciles de hacer.

Aprende todo sobre los pays.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *