Cata de vinos: Todo lo que debes saber

Cata de vinos: Todo lo que debes saber

Vinos25 / 05 / 2020

El mundo del vino es muy extenso e interesante y para todos aquellos que gustan de él y quieren aprender a disfrutar de toda su esencia, lo primero que deben saber es cómo catar un vino y para esto vamos a la pregunta obligada, ¿qué es una cata de vino?

¡Aprende a catar vinos como un experto!

Regístrate en nuestros Diplomados en Cata de Vinos y desarrolla habilidades relacionadas con los sentidos para que puedas aplicar una metodología profesional para catar un vino.

¿Qué es un cata de vino?

Una cata de vino es una manera estructurada y profesional de probar un vino, es un análisis sensorial que va desde la vista, el sabor y los aromas los cuales nos van dando información sobre su elaboración, las condiciones en las que creció la vid e incluso la barrica en la cual se guardó.

¿Cómo se cata un vino?

Llevar a cabo con regularidad catas de vino nos ayuda a agudizar los sentidos y a reconocer de forma más inmediata las características básicas de cada cepa, entonces, ¿cómo se cata un vino?, pues bien, la cata de vino comprende tres fases.

Fase visual de la cata de vino

Fase visual de la cata de vino
Fase visual de la cata de vino

En esta fase de la cata de vinos, vamos a ver el color, las tonalidades, el brillo, la limpidez (que no tenga ningún tipo de residuo o sedimento) e incluso se puede determinar si tiene alguna enfermedad.

También vamos a observar la fluidez que tiene (girando suavemente), su densidad y la glicerina en el lagrimeo de la copa (lo cual nos da una idea del grado alcohólico que puede tener).

Claro, todo esto va de la mano con las otras dos fases de la cata de vinos.

Color de los vinos

En el caso de los vinos blancos jóvenes, el color debe ser amarillo paja o un amarillo muy tenue, con reflejos verdosos, si es un vino más maduro, el color será un amarillo dorado con reflejos rojizos y ya hablando de vinos viejos será un color ámbar con destellos oro oscuro.

En los vinos tintos jóvenes vamos a encontrar un color de cereza madura o destellos granate o violeta, aquellos más maduros se verán de un tono rubí con destellos anaranjados o amarillentos y ya los vinos viejos tendrán un color teja con destellos marrones.

Los vinos rosados van a presentar un color rosa muy vivo con destellos frambueza o cereza, con un poco más de tiempo, se verán de un color rosa-anaranjado y con destellos cobre.

En el caso de los espumosos, vamos a tener una guía que va de la mano con los vinos blancos, con la diferencia del burbujeo, el cual puede ser muy fino en el caso de un champagne o muy grueso en un vino de baja gama, aunque esto se va a apreciar de mejor manera en la fase gustativa.

Por supuesto esto es una base, los colores puedes variar de acuerdo al tipo de cepa y al tipo de guarda que haya tenido el vino, así que puede haber variantes.

Fase olfativa de la cata de vinos

Fase olfativa de la cata de vinos
Fase olfativa de la cata de vinos

Aquí nuestro sentido del olfato juega un papel muy importante en la cata de vinos, ya que con la práctica constante al catar vinos, podemos ir creando una memoria olfativa que nos ayudará a identificar hasta 10,000 aromas.

Sin embargo, si vamos empezando, podemos asociar los aromas que vayamos percibiendo con alimentos con los que estamos familiarizados; con la práctica se irá puliendo nuestra percepción olfativa para la cata de vinos.

Clases de aromas de vinos

Hay dos maneras de percibir los aromas en la cata de vinos:

  • Directo (aspirando directamente por la nariz).
  • Indirecta, también se le llama vía retronasal.

En cuanto a los aromas que vamos a percibir, en la cata de vinos los clasificamos en tres:

Aromas primarios

Son los característicos de cada cepa (uva). Es este punto es importante no agitar demasiado la copa para poder percibir solo estos aromas.

Aromas secundarios

Son los que vienen por la fermentación, en este punto ya podemos agitar la copa para que la porosidad del crital de la copa vaya rompiendo las moléculas y se liberen estos aromas.

Aromas terciarios

Son los que proporciona la barrica, estos aparecen después de oxigenarse por unos minutos el vino y conforme vaya pasando más tiempo, más aromas podremos percibir.

Es aquí cuando ya empezamos a asociar los aromas que estamos encontrando con elementos que ya tenemos en nuestra memoria, como frutas, verduras, hierbas, flores, especias, mieles, maderas, etc. con la práctica podremos ir ampliando nuestra memoria olfativa.

Fase gustativa de la cata de vinos

Fase gustativa de la cata de vinos
Fase gustativa de la cata de vinos

Esta es la última fase de la cata de vinos y en la cual pondremos a prueba nuestra papilas gustativas.

Nuestra lengua solo puede percibir cuatro sabores básicos: dulce (en la punta de la lengua), salado (en la zona centro), ácido (en los laterales) y el amargo (en la parte de atrás de la lengua).

Todos estos sabores los podremos percibir en cualquier vino, pero dependiendo de las características natas de cada uno, sobresaldrán más unos sabores que otros, y es importante distinguir cuales son para determinar el tipo de cepa que es, la añada e incluso si pasó por algún tiempo de guarda o no.

Así mismo vamos a percibir la resistencia que tiene en la boca y vamos a confirmar los aromas que percibimos en la fase olfativa, para confirmar que el vino sea honesto.

Sabor dulce del vino

El sabor dulce proviene del azúcar natural de la uva, por supuesto alguna cepas son más dulces que otras y en los vinos blancos es más común una buena presencia de este sabor que los tintos.

En cuanto a la acidez, está más presente en los vinos jóvenes, aunque en general caso todos los vinos tienen una acidez bien marcada.

Salinidad de los vinos

La salinidad no es una característica mala mientras se encuentre equilibrada, estos nos habla del terruño en el que creció la vid, y en cuanto al amargos, esta es una nota que suele encontrarse en los vinos tintos por sus taninos y se van refinando con el paso por barrica y que para quienes no estén acostumbrados podría causarles un poco de desagrado, pero con la práctica y la degustación constante de estos vinos, podremos apreciar mejor esta característica.

Antes de la fase gustativa

Antes de empezar la fase gustativa de la cata de vinos, es importante dar un pequeño sorbo al vino al mismo tiempo que metemos aire a la boca para que funcione como un aspersor y se impregne el sabor por toda la boca.

En este momento no catamos, solo es para preparar el paladar, después de esto, escupimos y podemos proceder a probar el vino.

Lo primero que vamos a percibir es el ataque, y se da durante los primeros segundos en los que probamos el vino, aquí podemos percibir sabores dulces, después viene el paso en boca que dura entre 5 a 15 segundos y percibiremos los sabores ácidos y salados; por último tendremos la impresión final que durará unos 5 segundos y se sentirán las notas amargas, si es que las hay.

Después de este proceso tendremos el postgusto, que es cuando expulsamos el vino de la boca y se analiza la impresión que se ha tenido del mismo.

Aunque suene complicado, con la práctica nos iremos familiarizando con cada una de las fases de una cata, iremos reconociendo más fácilmente los aromas y sabores en boca hasta volvernos unos especialistas en el tema.

No olvides registrarte en nuestros Diplomados en Cata de Vinos.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *