Artículos
Culinarios
Categoría: Recetas

Receta de cuaresma: Capirotada de vigilia

La capirotada de vigilia es un postre mexicano tradicional del tiempo de Cuaresma que rastrea sus orígenes al mismísimo Hernán Cortez.

Recetas de comida capirotada tradicional

La capirotada de vigilia es un postre mexicano tradicional que rastrea sus orígenes al mismísimo Hernán Cortez, quien se valió de una versión salada en aquellos tumultuosos tiempos de la Conquista para envenenar a Francisco de Garay, un amigo que amenazaba con echarle sombra. Aquella forma salada de este platillo—en la cual se remojaba el pan en caldo y se le rociaba con un aderezo de ajos martajados y manteca—es un plato que existe desde los lejanos tiempos del Imperio Romano. Pero la versión que hoy disfrutamos durante la cuaresma es un invento muy de aquí.

La receta que presentamos hoy es una de las más tradicionales. En los cursos de repostería online de Gastronómica Internacional celebramos la herencia y la inventiva de la gastronomía mexicana, un patrimonio que nuestro país le ha dado a la humanidad entera.

Capirotada tradicional

Tiempo de preparación: 50 minutos
Rendimiento: 6 – 8  porciones

Ingredientes

1 L                agua
2 un.             piloncillo
1 rama         canela
4 un.             clavos de olor
300 g           bolillos secos
120 g            mantequilla sin sal
200 g            queso cotija desmenuzado
100 g            pasas de uva
100 g            nueces picadas
100 g            cacahuates
C.N.               nueces en mitades para adornar
1 un.              naranja, cortada en rodajas delgadas

Equipo

  • Horno
  • 1 olla mediana
  • Colador
  • Jarra de plástico, acero inoxidable o vidrio templado
  • 1 sartén mediana
  • 1 molde refractario de 20 x 20 cm ó 30 x 30 cm

Procedimiento

  1. Preparar la mise en place. Precalentar el horno a 180°C.
  2. En una olla mediana, llevar a hervor el agua con el piloncillo, rama de canela y clavos de olor. Cocer revolviendo ocasionalmente hasta obtener un jarabe muy suelto. Sacar del fuego y colar en una jarra de plástico, acero inoxidable o vidrio templado (resitente al calor).
  3. Cortar los bolillos en rebanadas. Freír en 80 g mantequilla.
  4. Engrasar el molde refractario con el resto de la mantequilla. Cubrir el fondo de la fuente con una capa de rebanadas de pan. Rociar con el jarabe de piloncillo. Cubrir con un tercio de los frutos secos (pasas, cacahuates y nueces). Alternar con una capa de queso. Repetir el proceso. Rociar el queso con un poco más de jarabe. Esparcir encima el resto de los frutos secos. Decorar con las rodajas de naranja y nueces en mitades.
  5. Hornear 30 minutos a 180°C.
  6. Sacar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente antes de servir. Acompañar con crema batida si se desea.

cursos de repostería online, Gastronómica Internacional, capirotada, capirotada de vigilia

Una respuesta a “Receta de cuaresma: Capirotada de vigilia”

  1. […] que define el comienzo y el fin de la Cuaresma en muchos hogares. Pero como habíamos adelantado en este post, sus orígenes se remontan a una época en la que reinaban la intemperancia y la gula, espíritus […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *