Artículos
Culinarios
Categoría: Nutrición

Reemplazando el azúcar

Una reducción en el consumo de azúcar es una manera sencilla de evadir una enfermedad cardiovascular. Y podemos lograrlo eligiendo sustitutos del azúcar que sean saludables.

gastronomía reemplazando el azúcar

La sacarosa, que conocemos como azúcar corriente, está presente en casi todas las comidas de nuestras vidas. Su poder de endulzar los alimentos a un costo bajísimo la ha vuelto un producto indispensable en todas las mesas del mundo. Y esto es también cierto para gran parte de los alimentos procesados que se comercializan y se comen cada vez más en todas partes por sus ingredientes que apelan a nuestros instintos más básicos: azúcar, sal y grasa son elementos para los que nuestro cerebro está programado para disfrutar. Cuando los seres humanos vivían en la naturaleza no contaban con una fuente constante y confiable de alimentos, así que era imperativo consumir los de mayor valor energético para tener fuerzas almacenadas cuando estas escaseaban.

Hoy estos problemas han desaparecido para gran parte de la población y los instintos que otrora nos ayudaban a sobrevivir se están volviendo en nuestra contra. Los alimentos procesados altos en calorías (hechos a base de azúcar y grasa) y de bajo costo, se suman a un estilo de vida cada vez más sedentario, a medida que los ingresos de los habitantes de economías emergentes como México aumentan y se mudan a las ciudades. No es ningún secreto que nuestro país se encuentra en la peor parte de una epidemia de obesidad. Casi una tercera parte de los adultos mexicanos son obesos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO).

Y el problema con ser obeso no tiene nada que ver con la estética corporal. El peligro es un incremento de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, enfermedades de las articulaciones y algunos tipos de cáncer. Según datos de 2012 México es el segundo país con más obesidad o con sobrepeso de una lista que incluye a 40 naciones, habiéndole arrebatado el primer lugar a Estados Unidos como el lugar con más obesos en el hemisferio occidental.

La gran mayoría de los expertos concuerdan en que una reducción drástica en el consumo de azúcar aunada un régimen de ejercicio es una manera sencilla de quemar esos kilos de más y evadir la amenaza de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Es un cambio de hábitos alimentarios que no necesariamente significa tener que abstenernos de gratificar a nuestros paladares con ese sabor dulce que tanto nos atrae del azúcar. Y esto podemos lograrlo al elegir sustitutos del azúcar que sean saludables.

Los sustitutos del azúcar se consideran vagamente cualquier edulcorante que se utiliza en lugar del azúcar de mesa (sacarosa). Pasemos revista a los más populares:

Edulcorantes artificales

Los edulcorantes artificiales son sustitutos sintéticos del azúcar, pero se pueden derivar de sustancias naturales, incluyendo hierbas o azúcar en sí. Los edulcorantes artificiales también se conocen como edulcorantes intensos, ya que son muchas veces más dulces que el azúcar corriente. Al ser tan intensamente dulces, se añade necesita sólo una fracción del producto para lograr la misma sensación de dulzor, lo que hace que su valor calórico sea casi cero.

Otro beneficio de los edulcorantes artificiales es que, a diferencia del azúcar, generalmente no aumentan los niveles de azúcar en la sangre, porque no son hidratos de carbono. Pero debido a las preocupaciones acerca de cómo se etiquetan y clasifican los sustitutos del azúcar, es bueno consultar con un médico o nutricionista sobre el uso de estos si tiene diabetes.

Los edulcorantes artificiales han sido objeto de un intenso escrutinio desde los años 70, ya que algunos estudios los asocian a una variedad de problemas de salud, incluyendo el cáncer. Un ejemplo de esto fue la sacarina que estaba vinculada al cáncer de vejiga en ratas de laboratorio. Hoy en día se ha demostrado que la sacarina no causa la misma dolencia en seres humanos y se considera nuevamente un alimento seguro. Debido a esos estudios, la sacarina una vez llevada una etiqueta de advertencia de que puede ser peligrosa para su salud. El ejemplo del ciclamato es uno que más bien ha ido de mal a peor y que ahora se ha prohibido en Estados Unidos y algunos países de Eurpoa. Lo mejor en todo caso es consumir los edulcorantes artificiales en cantidades limitadas.
shutterstock_186496898

Edulcorantes naturales

Los edulcorantes naturales son sustitutos del azúcar que a menudo se promueven como opciones más saludables que el azúcar de mesa procesada u otros sustitutos del azúcar. Hay unos, como la miel y las hojas de stevia, que sufren un mínimo de manipulación. En cambio otros son objeto de tratamiento y refinación, como el néctar de agave. Los edulcorantes naturales tienen una variedad de usos, tanto en casa como en alimentos procesados.

Aunque los sustitutos naturales pueden parecer más saludables que el azúcar de mesa corriente, su contenido calórico a menudo es parecido al del azúcar. La miel y el azúcar, por ejemplo, son nutricionalmente similares, y se digieren para terminar como glucosa y fructosa. Esto en el caso de la diabetes esto es algo inaceptable. Elegir un edulcorante natural debe ir más allá de la moda y sus declaraciones de propiedades saludables.

En lo que se refiere a problemas de salud derivados, los llamados edulcorantes naturales son generalmente seguros. Pero no hay ninguna ventaja para la salud de consumir azúcares añadidos de ningún tipo. Y el consumo excesivo de edulcorantes naturales puede también conducir a problemas de salud como el aumento de peso y el aumento de los triglicéridos.

La moderación es la clave cuando se trata de sustitutos del azúcar. Al elegirlos sustitutos, vale la pena ser un consumidor inteligente. Infórmese y mirar más allá de las exageraciones. El hecho de que un alimento se comercialice como “light” o “sin azúcar” no significa que esté libre de calorías. Si comemos demasiados alimentos sin azúcar, podemos seguir ganando peso si tienen otros ingredientes que contienen calorías. Y recordemos que los alimentos procesados, que a menudo contienen sustitutos de azúcar, por lo general no ofrecen los mismos beneficios de salud como los alimentos integrales, como frutas y verduras.

Aprende todo lo quieres saber sobre nutrición y alimentación humana en tu propio ritmo en el curso online de Nutrición que te ofrece Gastronómica Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *