Artículos
Culinarios
Categoría: Cocina

Receta: Jengibre encurtido

En Gastronómica Internacional te decimos cómo preparar un delicioso jengibre encurtido, elemento típico de la cocina japonesa

Recetas de cocina jengibre encurtido

Desde la antigüedad, las raíces son un ingrediente básico e indispensable en la gastronomía. Su uso es importante por su aporte alimenticio y el gran sabor que dan a la comida. Un buen ejemplo de esto es el jengibre, raíz proveniente de Asia.

La planta del jengibre se siembra especialmente en la sombra y alcanza un metro de altura como máximo, sus hojas son delgadas y su flor, amarilla. Después de seis meses, se extrae la raíz, la cual tiene una textura firme y crece en forma de nudos gruesos.

Con la finalidad de conservar mejor su aroma y frescura, se deja secar por varios días para después ser utilizada en distintos platillos, ya sean dulces o salados. El jugo que se obtiene de la ralladura de esta raíz genera un peculiar aroma y sabor a lo que se le agregue.

El gari o jengibre encurtido es uno de los acompañamientos irremplazables del sushi, el sashimi y otros platos de la cocina japonesa. Se usa con la intención de limpiar el paladar al cambiar de un pescado o marisco a otro. Normalmente, el jengibre encurtido se puede encontrar en las tiendas especializadas de comida oriental, pero en Gastronómica Internacional te enseñamos una receta fácil para cocinarlo.

Recuerda que ésta y otras recetas exquisitas te esperan en nuestros cursos de cocina online. Conócelos y aprovéchalos.

Jengibre encurtido

Tiempo de preparación:  1 hora
Rendimiento:  5 porciones

Ingredientes

100 gramos Raíz de jengibre
70 mililitros Vinagre de arroz
70 mililitros Agua
10 gramos Azúcar refinada blanca
3 gramos Sal

Utensilios

  • Tabla para picar
  • Mandolina o cuchillo
  • Olla
  • Cuchara metálica
  • Bote de vidrio con tapa

Procedimiento

  1. Lavar y desinfectar las superficies y los utensilios.
  2. Lavar muy bien la raíz de jengibre con agua y jabón, ya que puede contener residuos de tierra.
  3. Pelar el jengibre con una cuchara metálica.
  4. Con la mandolina o el cuchillo, sacar láminas delgadas de jengibre y reservar.
  5. En una olla, poner el vinagre de arroz, el azúcar, el agua, la sal y el jengibre laminado. Dejar hervir a fuego lento.
  6. Retirar del fuego y dejar enfriar.
  7. Poner el jengibre hervido en el bote de vidrio muy bien tapado y mantener en el refrigerador hasta su consumo. Para una mejor conservación, esterilizar previamente el bote de vidrio y la tapa en agua hirviendo.

Tips del chef

  1. Puedes aromatizar un licor de Sake o Vodka si pones un poco de este jengibre dentro de la botella. En una semana, desprenderá un aroma único.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *