Artículos
Culinarios
Categoría: Cocina

La tradicional capirotada desciende de una ensalada

¿De qué se trata exactamente un sabor auténtico? Indagamos los orígenes de una receta tradicional mexicana de Cuaresma, la capirotada. Los resultados nos dejaron sorprendidos.

Recetas de comida sala cattabia

Las recetas tradicionales a menudo parecen escritas por una mano superior, incontestable, casi divina. El seguirlas al pie de la letra nos garantiza su sabor auténtico. Pero ¿de qué se trata exactamente un sabor auténtico? En nuestro instituto de gastronomia internacional indagamos los orígenes de una receta tradicional mexicana de Cuaresma, la capirotada. Los resultados nos dejaron sorprendidos.

La “verdadera paella” o el “mole poblano original” suelen ser el centro de encendidos debates entre cocineros y amantes de la cocina. Los chefs-docentes de Gastronómica Internacional no son la exepción. Es así como terminamos escuchando a la historia de la gastronomía, que nos cuenta una versión distinta a la de las recetas esculpidas en piedra. Averiguadas las cosas, esas fórmulas en letra gótica que salieron de la pluma de las abuelas—o de los conventos y monasterios de México—son el último modelo de una marca que se extiende hasta el principio de los tiempos.

La capirotada es una de esas historias revueltas e interesantísimas. Hoy la encontramos en una variedad de versiones a través de todo México. Es el postre que define el comienzo y el fin de la Cuaresma en muchos hogares. Pero como habíamos adelantado en este post, sus orígenes se remontan a una época en la que reinaban la intemperancia y la gula, espíritus opuestos al de la sobria penitencia católica.

De hecho la primera receta de capirotada tiene muy poco de dulce. Se trata de un platillo que se servía en los fastuosos banquetes romanos y que llega a nuestros días por una colección de recetas en latín conocidas como De re coquinaria (Sobre materia de cocina), tradicionalmente atribuida al célebre gastrónomo romano Marco Gavio Apicio. En ella encontramos la siguiente receta:

Sala Cattabia Apiciana (Ensalada de Pollo al modo de Apicio)

En un mortero, colocar las semillas de apio, poleo seco, menta seca, jengibre, cilantro, pasas de uva, miel, vinagre, aceite y vino. Moler. En una fuente colocar pedacitos de pan, alternar en capas con carne de pollo, mollejas de ternera. Terminar con queso, piñones, pepinos, cebollas picadas finamente.

Puede resultar de lo más extraño, pero como suele pasar con los árboles genealógicos, nuestro querido y muy mexicano postre tiene un abuelo romano y salado. Incluso un ingrediente oaxaqueño, las hojas con las que se prepara el famoso té de poleo, hace su aparición hace dos milenios atrás.

En nuestra receta de la semana les presentaremos la versión adaptada por los chefs-docentes de Gastronómica Internacional a la cocina moderna. ¡Espérenla!

 

instituto de gastronomia internacional, recetas tradicionales, capirotada, chefs-docentes, Gastronómica Internacional

 

 

Una respuesta a “La tradicional capirotada desciende de una ensalada”

  1. […] prometimos en nuestro post anterior, los dejamos con una receta fácil de ensalada de pollo al estilo del inmortal gastrónomo romano […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *