Artículos
Culinarios
Categoría: Noticias del mundo

La Copa del Mundo del Vino

La competencia entre Francia e Italia por coronarse como el mayor productor de vino del año se vio opacada en el 2014 por un contendiente de lo más inusual.

mundo del vino copa del mundo

El mundo del vino está cambiando. Así lo afirmó entre líneas la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), el organismo intergubernamental que es el equivalente a las Naciones Unidas en el mundo de la vitivinicultura, al presentar las cifras preliminares de producción y comercio mundial para el 2014.

A simple vista todo parece igual. La producción mundial de vino alcanzó los 271 millones de hectolitros (Mhl) en 2014, aproximadamente 16 Mhl menos que en 2013. Los tres productores más grandes desde hace siglos—Francia, Italia y España—se mantienen lejos del resto de los países, con el primer puesto disputado, desde que se tiene memoria, entre galos y tanos.

Este año ganaron los franceses por un margen de casi 2 millones de hectolitros (Mhl)—200’000,000 de litros—a los italianos, quienes fueron víctimas de una mala cosecha. Francia se llevó el puesto número uno con 46.2 Mhl, mientras que las bodegas de la azzurra se quedaron atrás, habiendo fabricado un poco menos de 44.5 Mhl. España soltó el acelerador que en 2013 le había dado su record individual en producción: 40 millones de hl. Este año regresaron a su nivel normal de 37 Mhl.

Sin embargo, la competencia entre Francia e Italia por coronarse como el mayor productor de vino del año se vio opacada el 2014 por un contendiente de lo más inusual. Y es que el Mundial de Futbol ha puesto sobre el tapete a una industria vitivinícola casi desconocida en el mundo: la de Brasil. A pesar de que las viñas fueron plantadas por primera vez en la época colonial por sacerdotes Jesuitas (se especula que en 1532), la industria de vinho fino en el país tropical ha sido siempre un emprendimiento cuesta arriba debido al clima y latitudes adversas.

Los primeros en lograr algún éxito fueron los inmigrantes italianos de finales del 1800 que se establecieron en el extremo sur del país, en la región fronteriza con el Uruguay del estado de Rio Grande do Sul. Esta tierra montañosa que se eleva a un promedio de 700 metros sobre el nivel del mar, algo que aplaca el calor y la humedad, y resulta en condiciones minimamente aceptables para la producción de uvas. En los años 70 el interés de capitales extranjeros le dio un empujón muy necesitado a la industria viti-vini de este rincón del país, trayendo cepas nobles como la Tannat, con las Brasil pudo insertarse tímidamente en el mercado mundial.

Sin embargo las cosas nunca tuvieron sabor a éxito rotundo. El primer problema de este país de 200 millones de habitantes es la escasa cultura de vino interna. En 2012 el consumo per cápita se calculó en 1.9 litros, de los cuales un 73% era importado. Esto se debe a que consumir vino en Brasil se relaciona al estatus de cultura de élite, algo similar a lo que ocurre en China y otras economías emergentes. El renombre centenario de las marcas europeas y las botellas que alcanzan los noventa y pico puntos en revistas especializadas es una barrera casi imposible de franquear para los enólogos y bodegueros nacionales. El gobierno hace algunos años decidió imponer una tasa de impuestos de hasta 80% por botella importada, y esto le ha dado otro impulso vital a la producción local.

Se trata, lamentablemente, de un 80% un poco engañoso. Las bodegas brasileras siempre han tenido que enfrentarse a vecinos que se consideran gigantes del Nuevo Mundo del Vino: Argentina y Chile, y en menor medida Uruguay. Estos países son miembros del Mercosur, la segunda comunidad económica en el hemisferio occidental después de NAFTA. Sus vinos transitan libremente por el gigante sudamericano y no hay mucho que los vinicultores puedan hacer.

Hasta que llegó el futbol para salvar a la verde-amarelha. El Mundial de 2014 trajo a multitudes de todo el mundo a la tierra del Maracaná, entre los cuales no faltaron miles de amantes del jugo divino. Los efectos en su industria fueron casi instantáneos. El total de las exportaciones de vino brasileras alcanzaron 2,65 millones de litros a fines del 2014, el equivalente a 3.53m botellas, con un valor de 9,5 millones de dólares, afirmó Ibravin, el Instituto Brasilero del Vino. Un impresionante 70% más que el año pasado. Y casi todo fue responsabilidad del Reino Unido que cuadrupilcó sus importaciones de vino canarinho. 400%.

Atentos a la gran y casi inesperada oportunidad de ampliar sus mercados y presentar una seria pelea a sus vecinos, los productores brasileños están cargando todas las balas para la siguiente gran cita del deporte internacional: los Juego Olímpicos Río 2016. Es una oportunidad que no se repite dos veces en la vida.

Los resultados oficiales de la OIV serán presentados en julio en el 38vo Congreso Mundial de la Viña y el Vino que se llevará a cabo en Mainz, Alemania. Se espera que la balanza de intercambio, aún hoy inclinada a favor de Europa, continúe la tendencia a favor de los países no tradicionales. Si las cosas siguen su curso actual, para el 2030 el “resto del mundo” producirá y beberá más vino que el Viejo Continente por primera vez en la historia.

El universo de las uvas y el vino es un campo fascinante que en el presente abarca todo el mundo. Mezcla la tradición, el placer y una competencia aguerrida por los paladares de quienes aprecian la bebida de los dioses. En los cursos online de Gastronómica Internacional te abrimos las puertas del Mundo del Vino.

11 respuestas a “La Copa del Mundo del Vino”

  1. María Guadalupe Peña dice:

    Es impresionante cada detalle que tiene desde la elaboración de la uva, cosecha, envase, y ahora hasta la copa en la que se consume el vino, cada uno de esos elementos llega a conformar los sabores que llevas al paladar, un verdadero extasis.

  2. La oportunidad desarrollar una idea que te de como resultado un vino de calidad,y una imagen competitiva con la que puedas colocar tu producto sin problema en cualquier anaquel. Es todo un reto, pero cuando este se mantiene en el gusto de cada vez mas personas es todo un logro. El conocer y conquistar cada día este gran mundo que encierra la cultura del vino, es todo un placer.

    • Marlene Rodriguez Castillo dice:

      Me parece muy interesante tu comentario, ya que efectivamente es todo un mundo , fascinante y complejo, pero creo que algo muy importante que hacer en esta faceta es contribuir con un pequeño granito de arena, como lo estamos haciendo aqui , donde adquirimos conocimiento que podemos compartir y quien sabe a lo mejor atraemos a mas curiosos como nosotros

  3. I was able to find good information from your content.|

  4. IVANA JUAREZ dice:

    lAS CIFRAS QUE SE MANEJAN SON IMPACTANTES SI LO COMPARAMOS CON LOS NIVELES DE CONSUMO QUE PRESENTA MEXICO, SIN EMBARGO SABER QUE PARA EL 2030 SE ESPERA UN MEJOR POSICIONAMIENTO ES UN GRAN MOTIVADOR PARA SABER QUE VAMOS POR BUEN CAMINO Y QUE CADA DIA CRECE MÁS.

    • Marlene Rodriguez Castillo dice:

      Estoy de acuerdo con lo que comentas Ivana, pero tal vez se podría adelantar esta fecha si, como comentaba patricia, se empieza a introducr la cultura del consumo del vino en los alimentos, la cultura de crear nuevos viñedos a lo largo de latinoamérica y que esta misma región pudiera saber que ofrecer al mundo en base a los cultivos y variedades de vinos que pueda ofrecer, a fin de introducir vinos tranquilos que empiecen a ser parte de la mesa de las familias.

  5. Patricia Salmon dice:

    Creo que el cambio climático tiene que ver mucho en la disminución de producción de vino del viejo continente, pero también la globalización de mercados en cuanto a que cualquier País puede producir vino a lo mejor no de la misma calidad pero si apto para ir aprendiendo a degustar e incluir en la dieta diaria del ser humano de cualquier nacionalidad.

    • Marlene Rodriguez Castillo dice:

      Si bien tienes mucha razón , también considero que para aquellos paises que tienen buen terreno y clima para la producción de vino, una oportundad enorme para incicar en este mundo si es que no lo han hecho aun, e incluso innovar con nuevos sabores y calidades.

    • IVANA JAUREZ dice:

      estoy de acuerdo con el comentario, hay estudios a nivel global realizados por LINCGlobal (Laboratorio Internacional en Cambio Global), perteneciente al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) que determinan como afectará el cambio climatico a las zonas vinícolas, ya que las zonas que ahora tenemos incluso con denominación de origen, en unos 50 años pueden sufrir cambios, desde desaparecer o con la necesidad de trasladar a otras tierras.
      Se considera que uno de los productores que se tiende a crecer y verse favorecidos con este cambio climático son: el norte de Europa, Oeste de America del Norte asi como Rusia
      Este cambio en especial el calentamiento afecta la maduración acelerada a la uva, aumenta su grado de acidez y concentración de azucares lo cual como todos sabemos son de gran importancia para la elaboración del vino.

      Esperemos estos cambios no sean tan radicales y se pueda crear la conciencia que cada uno de nosotros contribuimos, pero que tambien podemos hacer algo para que no nos afecte.
      saludos

  6. Marlene Rodriguez Castillo dice:

    Me parece que la producción de vino ha cambiado en el mundo por diferentes factores como lo son :la búsqueda por pertencer a la OIV,como se ha comportado la demanda del mismo en los últimos años,observar qué cepa es la más adecuada para el territorio y clima con el que se cuenta,el envasado del mismo,y aquella combinación considerada ideal por el enólogo,donde el hollejo en el jugo de la uva juega un gran papel,para que el vino tenga carácter y sabor únicos ,a fin de que el mundo conozca este maravilloso producto.

    En el caso de Brasil, considero sorprendente su crecimiento, a pesar de las adversidades monetarias y culturales por las que pasaron.
    Esperemos que con las Olimpiadas, además de tener una nueva oleada de consumidores de vino de diversos paises ,la población local tenga curiosidad de
    probar esta delicia, tal vez una unión entre dueños de viñedos y/o viticultores con sector salud podria ayudar,
    con una pequeña campaña de los beneficios del consumo del vino.

    Finalmente, considero que otros paises de latinoamérica podrian imitiar a este país aprovechando sus condiciones
    (terreno,clima)para sembar la cepa que se acompañe bien en estas condiciones y asi producir vino de calidad, claro acompañándolo con publicidad local e internacional.

  7. maria de jesus dice:

    Me parece que la producción de vino ha cambiado en el mundo por diferentes factores como lo son :la búsqueda por pertencer a la OIV, como se ha comportado la demanda del mismo en los últimos años, observar qué cepa es la más adecuada para el territorio y clima con el que se cuenta, el envasado del mismo, y aquella combinación considerada ideal por el enólogo, donde el hollejo en el jugo de la uva juega un gran papel, para que el vino tenga carácter y sabor únicos ,a fin de que el mundo conozca este maravilloso producto.

    En el caso de Brasil, considero sorprendente su crecimiento, a pesar de las adversidades monetarias y culturales por las que pasaron.
    Esperemos que con las Olimpiadas, además de tener una nueva oleada de consumidores de vino de diversos paises ,la población local tenga curiosidad de
    probar esta delicia, tal vez una unión entre dueños de viñedos y/o viticultores con sector salud podria ayudar,
    con una pequeña campaña de los beneficios del consumo del vino.

    Finalmente, considero que otros paises de latinoamérica podrian imitiar a este país aprovechando sus condiciones
    (terreno,clima)para sembar la cepa que se acompañe bien en estas condiciones y asi producir vino de calidad, claro acompañándolo con publicidad local e internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *