Artículos
Culinarios
Categoría: Todos

Qué es y qué no es Champagne

El champán es el vino más popular del mundo. Como profesionales, es importante saber distinguir entre un champán corriente y un Champagne autentico.

gastronomía que es champagne

 Cuando llega el momento de celebrar una ocasión especial, en muchas de nuestras casas es costumbre poner a enfriar una botella de champán en la heladera. Esperamos disfrutar las deliciosas burbujas que nos hacen creer, como lo dijo alguna vez el personaje que la historia y la leyenda han ligado a este vino, el monje Dom Perignon, que estamos “bebiendo estrellas”. El champán se conoce por toda la Tierra y es uno de los nombres en el mundo del vino más conocidos y discutidos.

Perignon y otros religiosos benedictinos menos célebres, pero también importantes, descubrieron y perfeccionaron la elaboración del vino espumante a finales del siglo XVII (1600s) en el pequeño poblado de Hautvilliers de la región francesa de Champagne, situada al este de París. La novedad de las burbujas, junto a la calidad de los vinos por los que Perignon ya era conocido, desató una fiebre de Champagne que se apoderó de la noche a la mañana de toda Europa.

La popularidad de este vino espumante es tan grande que perdura hasta nuestros días. De hecho, no la pensamos dos veces en llamar así a cualquier espumante, venga de donde venga. Y esto en la cotidianidad no es algo que esté mal. Las bodegas de países por todo el globo han aprendido o reinventado la forma de elaborar este estilo de vino, en muchos casos con excelentes resultados. Lo importante es que, como profesionales, sepamos diferenciar entre un champán (escrito así, castellanizado y con minúscula) y un Champagne autentico.

champenoise_PW

La tradición europea de llamar a los vinos por su región de origen es muy antigua y reconocida por ley. La conocemos formalmente como Denominación de Origen, abreviada DO. La DO se trata de una garantía de autenticidad otorgada por un gobierno (supranacional, nacional, regional o local) a un consumidor, concerniente al origen geográfico de ciertos productos agrícolas. El producto certificado con una DO debe ser producido en una zona geográfica específica (país, región o localidad) delimitada por ley, ya que su calidad y características se deben exclusiva y esencialmente a dicho medio geográfico, ello debido a sus factores tanto naturales como humanos. En resumidas cuentas se trata de un tema de derechos de autor.

Un caso ejemplar es el del Champagne. Hasta 2006, los productores californianos de vinos blancos espumantes podían etiquetar sus botellas como “Champagne” (con C mayúscula y todo), sin que los productores de la región francesa de Champagne pudieran hacer nada al respecto, más que morderse las uñas y despotricar en francés. A pesar de que los franceses habían inventado el método de fabricación y cuidado celosamente sus viñedos durante siglos, no tenían los derechos exclusivos sobre el nombre.

Después de décadas de negociaciones la Unión Europea logró firmar un tratado con Estados Unidos en el año mencionado, en el cual se reconocía la denominación de origen del Champagne como propiedad de los vitivinicultores de aquella región. Los productores californianos pueden continuar haciendo sus vinos blancos espumantes siguiendo los métodos franceses al pie de la letra, pero ya no pueden utilizar el apelativo en sus etiquetas.

El Champagne debe ser elaborado de acuerdo a criterios muy estrictos que rigen todas las etapas de producción, incluyendo los cuidados del campo y la vendimia. Aspectos técnicos en los que en este momento no vale la pena profundizar. Estos son los rasgos más importantes:

– Todas las uvas que se utilizan en su elaboración deben ser cosechadas en la región de Champagne.

– Se trata de un vino “ensamblado”. Es decir que es la mezcla de tres varietales (Chardonnay, Pinot Noir y Meunier, exclusivamente), procedentes de distintas añadas. Esto permite ofrecer un producto equilibrado y similar cada año, de un perfil particular según la bodega.

– La toma de espuma o segunda fermentación debe hacerse en botella, según el método tradicional o Champenoise.

– Las instalaciones de elaboración y crianza deben utilizarse exclusivamente para este tipo de vino.

– El vino debe criarse un mínimo de 15 meses en botella antes de su venta.

Aparte del Champagne, hay otras tradiciones que utilizan el método tradicional para producir vinos de calidad. En Francia misma encontramos el Crémant, de la región del Río Loira. El cava, de la región de Catalunya en España, y el Franciacorta, de Italia, son otros ejemplos sobresalientes europeos. Hay bodegas individuales que producen blancos espumantes fermentados en botella en Nueva Zelandia, Australia, Sudáfrica y California. En Australia hay una importante producción de espumantes rosados y tintos.

Comprender y conocer los vinos del mundo es uno de muchos saberes necesarios para complementar tu formación gastronómica profesional o comensar una carrera en el fértil campo de la enología. En los cursos online de Gastronómica Internacional te abrimos las puertas del Mundo del Vino.

2 respuestas a “Qué es y qué no es Champagne”

  1. I’ll right away take hold of your rss as I can not in finding your e-mail subscription hyperlink or newsletter service. Do you’ve any? Please permit me realize in order that I may just subscribe. Thanks.|

  2. topotamadre dice:

    mm…eres gay 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *