Artículos
Culinarios
Categoría: Nutrición

Descubre el efecto protector del vino tinto

El vino ha sido catalogado como un gran complemento alimenticio y un excelente guardián del corazón humano por su riqueza nutricional. En Gastronómica Internacional te invitamos a descubrir su efecto protector

Mundo del vino efecto protector vino

En los últimos años, el vino ha sido catalogado como un gran complemento alimenticio y un excelente guardián del corazón humano –especialmente el tinto– gracias a su riqueza nutricional. En Gastronómica Internacional queremos profundizar en el tema, por eso, te invitamos a descubrir el efecto protector del vino tinto.

Este jugo de uva contiene una porción alcohólica y otra no alcohólica, ambas con beneficios importantes para la salud –sobre todo, para el sistema circulatorio–.

La primera de ellas tiene un efecto cardioprotector, ya que defiende al corazón de los compuestos que lesionan las arterias y activan procesos inflamatorios.

La segunda posee sustancias fenólicas –que cumplen una labor antioxidante, contribuyendo a la reducción de colesterol malo– y fitoquímicas como la melanina y los fitoesteroles.

Inicialmente, el efecto protector del vino tinto era atribuido a polifenoles como el resveratrol, que se encuentra en la piel de las uvas.

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que los beneficios de este zumo exquisito no provienen de un solo componente, sino que son resultado de la sinergia de muchos elementos: los antioxidantes –como la catequina, la quercetina y el ácido cafeico–, los fitoesteroles y la melanina.

El vino también opera sobre el metabolismo de la glucosa, controlando la presencia de ésta en la sangre, lo que reduce el riesgo de padecer diabetes. Asimismo, aumenta la producción de partículas que contienen colesterol bueno, las cuales contribuyen a la eliminación del colesterol malo.

Otro gran beneficio del vino tinto es la disminución de la llamada agregación plaquetaria, un fenómeno que consiste básicamente en la acumulación excesiva de las células que favorecen la coagulación. Cuando dichas células se aglutinan, pueden bloquear alguna arteria y, junto con la placa de ateroma –tapón de colesterol–, provocar un infarto al corazón.

Por la capacidad de evitar o, al menos, de disminuir el riesgo de sufrir esas problemáticas, se dice que el vino tinto tiene un efecto cardioprotector.

Para que puedas aprovechar los beneficios del vino, debes actuar con cautela y no sobrepasar los límites recomendados. Las guías internacionales sugieren un consumo bajo-moderado de esta bebida: 250 ml (30 ml de etanol) si eres hombre y 130 ml (15 ml de etanol) si eres mujer, siempre acompañando a las comidas.

Si excedes los niveles de etanol descritos arriba, le quitarás el efecto protector al vino tinto y lograrás que actúe de forma negativa, lo cual pondrá en riesgo a órganos importantes de tu cuerpo como el hígado y el corazón.

¿Te gustaría conocer más sobre el vino tinto y sus beneficios para la salud? Entonces, inscríbete a los cursos de cata de vinos y nutrición online que en Gastronómica Internacional tenemos para ti.

Glosario:

Sustancias fitoquímicas: son nutrientes vegetales catalogados como no esenciales para la vida, pero que aportan algunos beneficios a la salud, entre los que destacan la desintoxicación del cuerpo y el rejuvenecimiento.

Resveratrol: es una sustancia fenólica que contribuye a reducir la presión arterial.

Etanol: es un tipo de alcohol que se encuentra en bebidas, productos industriales y farmacéuticos. También es conocido como alcohol etílico.

Fitoesteroles: son células similares al colesterol, pero su procedencia es vegetal. Tienen como tarea evitar la absorción intestinal del colesterol.

Melanina: es una neurohormona secretada por una glándula llamada ‘pineal’, que recientemente fue localizada en los derivados de la uva. Reduce la oxidación del organismo, mejora la presión arterial y es clave en el cumplimiento de tareas recurrentes como dormir y comer.

Placa de ateroma: es básicamente un tapón de colesterol que se forma en las arterias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *