Artículos
Culinarios
Categoría: Cocina

Conoce la Iconografía del Bien Comer

La Iconografía del Bien Comer es una guía alimentaria que se deriva de la Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2005, desarrollada para promover la educación nutricional. Descubre más al respecto en este artículo

Gastronomía iconografía del bien comer

En México, estamos acostumbrados a comer de todo un poco, sin importar la procedencia de los alimentos. Ingerimos por igual comida mexicana y platillos norteamericanos, caribeños o latinos. Ocasionalmente confundimos la necesidad de alimentarnos con un ferviente deseo, situación que puede causarnos problemas de salud. Por eso, es tan importante conocer la Iconografía del Bien Comer, un modelo gráfico cuya función es ayudarnos a mejorar nuestra dieta.

En Gastronómica Internacional queremos profundizar en este interesante tópico. Acompáñanos.

La Iconografía del Bien Comer es una guía alimentaria que se deriva de la Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2005, desarrollada por las autoridades sanitarias de nuestro país para romper con la situación geográfica (cercanía con Estados Unidos), promover la educación en materia de nutrición y, de paso, combatir algunas enfermedades como el sobrepeso y la obesidad, causadas por el consumo excesivo de postres y productos ‘chatarra’.

Esta norma y su representación gráfica tienen como objetivo establecer criterios que definan y den congruencia al concepto de ‘alimentación balanceada’, así como proveer a la población recursos prácticos para nutrirse de acuerdo con sus necesidades y posibilidades.

La Iconografía del Bien Comer básicamente está diseñada para que el público en general y los grupos vulnerables en particular sepan cómo alimentarse de mejor manera y modifiquen sus hábitos nutricionales.

De la Norma Oficial Mexicana y su modelo gráfico se desprende una clasificación de alimentos que puedes tomar en cuenta para tener una buena nutrición. Conócela a continuación:

Frutas y verduras

En tus recetas de cocina, puedes incluir verduras como el brócoli, el chícharo, la flor de calabaza, el tomate, la acelga y el jitomate; y frutas como la guayaba, el melón, la papaya y la naranja.

Estos alimentos son accesibles en términos de costos y están disponibles la mayor parte del año, así que pueden ser los protagonistas de tus platillos, sin importar que sean ensaladas, platos fuertes o postres.

Cereales y tubérculos

Se trata de ingredientes ricos y baratos que pueden ayudarte a crear increíbles recetas de pan y otros platillos. Veamos algunos ejemplos:

En la categoría de cereales, destacan el maíz, la avena, el arroz, el amaranto y el trigo; mientras tanto, en la de tubérculos, sobresalen el camote y la papa.

Leguminosas y alimentos de origen animal

Recetas de mariscos, sopas y exquisitos platos fuertes pueden ser el resultado de combinar estos deliciosos ingredientes. En la categoría de leguminosas, resaltan las lentejas, los frijoles, las habas y la soya. En el rubro de alimentos de origen animal, destacan el pollo, el pescado, los mariscos, el yogurt y la leche.

Estos grupos alimenticios, que están plasmados claramente en la Iconografía del Bien Comer, revelan un mundo de opciones culinarias que puedes aprovechar para crear suculentos platos y, al mismo tiempo, mejorar tu alimentación.

Si quieres conocer más sobre este tema y aprender a cocinar una gran variedad de recetas nutritivas, te invitamos a inscribirte al curso de nutrición online que en Gastronómica Internacional tenemos para ti.

Ahora, ¡a disfrutar la vida con una alimentación balanceada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *