Artículos
Culinarios
Categoría: Todos

Chardonnay: Reina dorada

La cepa blanca Chardonnay, originaria de Borgoña, ha sido plantada en más regiones vinícolas que cualquier otra uva debido a su nobleza y su capacidad para adaptarse a diferentes climas.

gastronomía chardonnay

A finales de los 80, la uva Chardonnay se convirtió en la cepa más popular del mundo, un título que mantiene hasta el día de hoy. Aunque no es la más plantada en superficie, esta variedad ha sido plantada en más regiones vinícolas que cualquier otra debido a su nobleza y su capacidad para adaptarse a diferentes climas. Estas uvas blancas y esféricas originarias de Borgoña se encuentran diseminadas por todo el Nuevo Mundo del Vino, desde California hasta Margaret River en Australia Occidental, pasando por Sudáfrica, Chile, Argentina e incluso China.

Como consecuencia de la adaptabilidad de la Chardonnay se hacen vinos de estilos muy diferentes con esta uva. Los bodegueros se deleitan en las diferentes técnicas de vinificación a las que se puede fácilmente someter la Chardonnay: no sólo una amplia gama de vinos blancos secos y más corpulentos que la mayoría, pero también vinos delicados y espumantes (es una de las tres cepas permitidas en el Champagne) e incluso algunos vinos blancos dulces botritizados.

En las regiones de clima fresco como Chablis, Champagne y Nueva Zelandia, los vinos hechos con esta uva son de sabores delicados y aromas a frutas verdes (manzana verde, pera), cítricos y pepino. Cuando crece en lugares templados—Borgoña, Italia, California, Sudamérica—aparece el cuerpo y las notas a melocotón, melón y, a veces, frutas tropicales, que son los sabores dominantes en las Chardonnay que se cultivan en climas cálidos como los de Australia.

Maduración y guarda

Aparte de estos aromas, los vinos Chardonnay con cierto cuerpo son uno de los pocos que tradicionalmente se guardan en roble, que les otorga sabores a pan tostado, coco y vainilla. También pueden pasar por una fermentación maloláctica, de la cual se originan sabores lácteos a mantequilla y crema fresca. Estas técnicas son las que se utilizan en los clásicos de Borgoña, los vinos de la Cote d’Or (Costa de Oro), y que se ha extendido a muchas bodegas del Nuevo Mundo.

Los Chardonnay de alta gama como los afamados Montrachet—considerados por muchos como los mejores blancos del mundo— y otros de gran calidad pueden guardarse casi a la par de un gran tinto, hasta 10 años. Con esta excepción aparte, los Chardonnay criados en roble por lo general se benefician de un par de años en la cava para equilibrar su acidez con la madera.

Temperaturas de servicio

Vinos criados sin madera         9 – 11°C

Vinos criados en madera         14°C

Maridaje

El Chardonnay se bebe y se aprecia especialmente bien junto a:

Pescados blancos.

Pescados a la parrilla y ahumados.

Mariscos.

Carnes blancas.

Pastas.

Aves asadas.

Carnes blancas y aves con salsas blancas.

Comidas picantes.

Vinos notables

Como ya comentamos, el Chardonnay se hace presente en los vinos franceses de Chablis y Borgoña. En esta última región se encuentra la Cote D’Or, la capital de los grandes Chardonnay. Los más reconocidos provienen de los poblados de Meursault y Puligny-Montrachet, en el último de los cuales se elabora el famoso “Le Montrachet”, considerado el mejor blanco de todos por una buena parte de la crítica. Los vinos de Macconais, la parte sur de Borgoña, son de extracto más humilde y se venden a precios moderados, así como los de Pays D’Oc, una región completamente distinta situada sobre el Mediterráneo que produce los Chardonnay más accesibles de Francia. En el resto de Europa, se hacen buenos Chardonnay en el sur de Italia, Austria, Suiza, Slovenia y Croacia.

Norte América se ha vuelto la segunda patria de esta uva, en particular California, donde se hacen excelentes blancos tipo Borgoña en las regiones de Carneros, Sonoma y el Central Coast. Sin embargo todo depende de la habilidad y experiencia del fabricante, ya que la industria estadounidense se caracteriza por su libertad, en el buen y mal sentido de la palabra.

Australia es otro lugar donde el Chardonnay ha echado raíces exitosamente. Las regiones más frescas como Yarra Valley, Adelaide Hills y Margaret River, producen blancos de alta gama en una variedad de estilos. Los vinos estilo Chablis de Marlborough, en Nueva Zelandia, son otros dignos de mención. El Valle de Casablanca en Chile y Tupungato en Mendoza, Argentina, son los sudamericanos que se están poniendo a la par de los grandes del mundo. En Sudáfrica destacan los vinificados en Walker Bay.

Vale la pena mencionar los Chardonnay de gran volumen que se pueden adquirir a precios económicos y que continúan siendo ejemplares representativos de esta cepa. Sus lugares de origen son: Australia, South Eastern Australia; Sudáfrica, Western Cape; California; Chile, Valle Central; Francia, Pays D’Oc IGP.

Comprender y conocer cepas de las cuales nacen los vinos del mundo son sólo uno de los muchos saberes necesarios para complementar tu formación gastronómica profesional o comensar una carrera en el fértil campo de la enología. En los cursos online de Gastronómica Internacional te abrimos las puertas del Mundo del Vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *