Artículos
Culinarios
Categoría: Todos

Miguel de Cervantes Saveedra, decía: ¡Las penas con pan son menos! Te compartimos un poco de la historia del Pan.

Historia del pan El hombre, desde la prehistoria, ha utilizado los granos que le brinda la naturaleza para realizar preparaciones con las que

Historia, Pan, PanaderíaHistoria del pan

El hombre, desde la prehistoria, ha utilizado los granos que le brinda la naturaleza para realizar preparaciones con las que alimentarse.

Antes de la invención del fuego, se tienen registros de que los granos molidos y humedecidos se colocaban sobre piedras que el sol calentaba.

El resultado era un producto seguramente no muy sabroso, pero en esa época no existían realmente otros productos que fueran más ricos que eso.

Podemos pensar que éste puede ser el origen del pan;  es verdad, un pan sumamente primitivo pero, a fin de cuentas era pan.

Con el descubrimiento del fuego la cocina tomó un giró totalmente distinto. Las texturas evolucionaron y el sabor se hizo más complejo. El pan logró su mejor momento cuanto dos elementos se incorporaron a su preparación: el fuego y el uso de la levadura.  Se lograron masas de mayor intensidad, textura y sabores más evolucionados. Los registros históricos colocan a los egipcios como los primeros que utilizaron estos dos elementos en la elaboración del pan,  y en su historia existen registros que evidencian el uso de hornos. . Sin embargo el horno como lo conocemos hoy, tiene sus orígenes en la cultura griega. Este horno de pan tenía  una puerta al frente y podía ser pre calentado. Para el siglo V a.C. comenzaron a surgir las primeras panaderías, donde se podían conseguir los panes más populares de la época. El pan era tan importante para los griegos, que comenzaron a referirse a los alimentos como opson, que significa “acompañamientos del pan”.  Por lo tanto, el resto de los alimentos era “todo lo que no es pan”, incluyendo a las carnes, peces, aves, quesos y vegetales.  El opson se servía sobre  un pan plano, sin fermentar que se denominaba maza. Se cree que posterior a ello surgieron las pizzas en Italia.

En adelante, los panaderos griegos comenzaron a experimentar con diferentes harinas, ingredientes y formas. Los romanos, por su parte, se interesaron en el consumo del pan hasta finales del siglo VII o principios del VIII a.C. El uso de panes fermentados diferentes a la maza  utilizada hasta entonces, comenzó a tomar mucha importancia.   En esa época se utilizaba la levadura de la cerveza para leudar los panes Esta  técnica de utilizar la levadura de cerveza proviene de los egipcios. En el año 168 a.C. Los panaderos formaron un colegio de panaderos, donde perfeccionaron  la técnica de panificación  y, sólo entre ellos,  compartían recetas, pero mantenían la información en total secreto para el resto de la gente.  Los términos especiales y algunos códigos eran parte de esta organización. El gremio tomó tanta importancia que los hijos de panaderos no podían ser algo distinto pues se sostenía que siempre tenían que existir panaderos para el imperio.  En el imperio Romano, esta  profesión estaba limitada para los hombres,  a diferencia del imperio griego, donde las mujeres eran parte importante para llevar a cabo la  elaboración del pan.

El trigo comenzó a escasear en la Edad Media y, por lo tanto el pan, tuvo que comenzar a producirse pan con otras harinas. El pan negro, hecho de centeno, cebada o avena se convirtió en el pan  consumido por los pobres. Las casas nobles  seguían consumiendo el pan blanco, lo que implicaba un lujo y, por lo tanto, abundancia económica. En esta época, en el pueblo el pan se servía en rebanadas junto con la comida. O la rebanada se colocaba en el fondo de los platos y encima  se agregaba un poco de sopa.  De esta manera, el pan se remojaba con el líquido para ablandarse, pues el pan negro  era mucho más duro que el pan blanco.

El pan siguió evolucionando en sus formas y preparaciones hasta llegar a ser el que conocemos hoy en día. El pan actual es resultado de la modificación de las recetas que han surgido a lo largo de la historia del hombre. El pan se  elabora en grandes panaderías, con el uso de máquinas y hornos especiales, o de manera artesanal, en pequeños establecimientos.

Los panes industrializados contienen conservantes y otros químicos que prolongan su vida de anaquel y mantienen el producto en condiciones óptimas para su consumo. El valor nutritivo de este tipo de panes no es necesariamente el mejor y, de ser posible, siempre debe de preferirse el pan hecho en panaderías, de manera artesanal.

Evolución del pan a través de la historia

Granos molidos:

En este caso, los granos se consumían quebrados, molidos, crudos, secos o ligeramente cocidos al sol.

Granos cocidos o purés:

Los granos se molían hasta obtener una harina burda. Se adicionaba agua y, dependiendo de la cantidad de líquido, la mezcla se comía o se bebía.

Maza:

Una masa gruesa, sin fermento ni agente leudante, que se mezclaba y moldeaba como un pastel plano, que se horneaba en piedras calientes, sobre una plancha o en un horno.

Pan:

Sólo algunos cereales se utilizaban para hacer pan: trigo, cebada, centeno, alforfón, maíz y avena. Por ejemplo. Se utilizaban agentes leudantes como levadura de cerveza o una masa leudada previamente,  y se cocía sola o en moldes, en un horno pre calentado.

Fuente: Curso temático de Panadería básica, Capítulo: Introducción ¿Quieres tomar el curso completo? Déjanos tus datos aquí y te decimos cómo.

Una respuesta a “Miguel de Cervantes Saveedra, decía: ¡Las penas con pan son menos! Te compartimos un poco de la historia del Pan.”

  1. walker dice:

    Right now it appears like Movable Type is the best blogging platform available right now. (from what I’ve read) Is that what you’re using on your blog?|

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *