Artículos
Culinarios
Categoría: Contribuidores

Alimentación de la mujer durante el embarazo

El embarazo representa el mayor esfuerzo para el cuerpo de una mujer a lo largo de su vida. Una buena alimentación es la clave para que la futura madre pueda resistir tal esfuerzo y su hijo nazca sano.
Gastronomía alimentación de la mujer durante el embarazo
Gastronomía alimentación de la mujer durante el embarazo

La alimentación es uno de los factores más importantes para gozar de una excelente nutrición durante el embarazo, y es por ello que tenemos que realizar recetas de cocina, recetas caseras, postres sencillos y recetas de ensaladas para el adecuado crecimiento y desarrollo del bebé.

El embarazo representa el mayor esfuerzo para el cuerpo de una mujer a lo largo de su vida. Esto se acrecienta cuando existe un déficit en la nutrición, y el problema se agrava cuando la embrazada es adolescente–entre 12 y 18 años de edad–o mayor a los 35 años.  Tener un embarazo en estas edades puede ocasionar anemia y problemas durante el parto, y como consecuencia de ello un riesgo a la vida y salud tanto para la madre como para el niño.

Una buena alimentación es la clave para que la futura madre pueda resistir tal esfuerzo y su hijo nazca sano. Esto parte de una alimentación correcta desde la infancia y se establece como urgente durante el embarazo, el riesgo de tener complicaciones durante esta etapa es menor. Mantener una alimentación saludable asegurara tener un niño sano con un buen peso y con menos probabilidades de enfermarse. Por el contrario, una mujer con mala alimentación tiene mayor probabilidad de tener niños con bajo peso al nacer (menos de dos y medio kilogramos) y con más riesgo de enfermarse.

Como recomendación puntual podemos decir que, a partir del cuarto mes, la mujer embarazada deberá añadir un plato más a la comida que acostumbra diariamente, procurando incluir alimentos de los tres grupos, lo que asegurara una ganancia de peso correcta (entre 9 y 12 kilogramos con relación al peso inicial). Esto incide positivamente en el crecimiento adecuado de su hijo y contribuye a mantener una buena lactancia. Debe poner especial atención al consumo de alimentos ricos en energía y proteínas, así como aquellos que contienen vitaminas y minerales principalmente calcio, hierro, ácido fólico y yodo.

El calcio

El calcio es necesario para la formación de los huesos del niño o niña, además que evita la descalcificación de los huesos y dientes de la madre. Para cubrir las necesidades de calcio se recomienda consumir leche y derivados, como queso y crema, además de pescado, leguminosas y verduras de hoja verde.

Hierro y otros nutrientes esenciales

Por su parte el hierro y el ácido fólico son componentes indispensables para la formación de la sangre tanto de la madre como del futuro hijo o hija. El consumo de alimentos ricos en hierro evitara que aparezca anemia en la mujer embarazada y en el recién nacido. Podemos incluir en la alimentación diaria: alimentos de origen animal, como hígado y huevo; frijoles, lentejas y verduras de hoja verde, de preferencia acompañadas de alimentos con alto contenido en vitamina “C” como naranja, mandarina, limón, ya que esta vitamina ayuda a que el hierro se aproveche mejor. El yodo es otro mineral que favorece el adecuado crecimiento y desarrollo cerebral del recién nacido, previniendo deficiencias mentales. Lo podemos encontrar en pescados, mariscos y la sal yodada.

recetas de cocina, recetas caseras, postres sencillos, recetas de ensaladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *