Artículos
Culinarios
Categoría: Cocina

Si el cielo te da limones… Escógelos correctamente y no deseches su cáscara!

Provenientes de grandes arbustos o arbolillos perennes, los cítricos se caracterizan por ser extremadamente jugosos, contar con pulpa segmentada y t

Provenientes de grandes arbustos o arbolillos perennes, los cítricos se caracterizan por ser extremadamente jugosos, contar con pulpa segmentada y tener cáscaras llenas de aceites aromáticos. Son ricos en vitamina C y A, agua, potasio, fibra y flavonoides.

Cítricos

Saber elegirlos al momento de la compra es fácil. De manera general, su cáscara no debe presentar golpes, ni depresiones importantes. Es importante que se sientan “pesados”, esto es indicativo de la alta presencia de jugo. Deben desprender un aroma suave y característico. En el caso de las naranjas, no es importante que los colores de la cáscara sean sumamente intensos, pues suelen estar pintadas para la venta, el único requisito es que estas sean firmes y pesadas y que, al apretar ligeramente la cáscara, desprendan un fuerte aroma.

Sea cual sea el cítrico con el que estés trabajando, ¡no tires su cáscara! Esta es una idea de cómo aprovecharla:

  1. Guárdala y retira todos los restos de pulpa y nervaduras, para evitar el sabor amargo que estas provocan.
  2. En una olla, cubre con agua fría y lleva a un hervor; repite esta operación por lo menos tres veces (utilizando, cada vez, agua limpia y fresca).
  3. Una vez obtenido esto, las cáscaras habrán perdido su sabor amargo.
  4. Cocinar en un almíbar 1:1 (1 parte de agua por 1 parte de azúcar), hasta que se tornen transparentes, limpiando con una brocha los bordes de la olla, para evitar que se formen cristales de azúcar.
  5. Enfriar en una rejilla o papel.
  6. Utilizar en postres o panes dulces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *